VIDEOS
Miércoles, 7 de febrero del 2018
Cómo reducir el consumo eléctrico en casa

El verano es una época donde pasamos más tiempo en casa, los más chicos están de vacaciones por lo tanto son mucho más los aparatos y electrodomésticos prendidos al mismo tiempo en cada hogar. Sin darnos cuenta, se desperdicia una gran cantidad de energía en nuestra casa y su entorno.

En esta nota te dejamos algunos tips para ahorrar en el consumo de energía eléctrica, pequeños detalles y pasos a seguir que ayudarán a reducir el consumo.

Empecemos por el mayor consumidor de energía del verano: el aire acondicionado.

¿Cómo reducir su uso? Hay varias opciones y todos pueden ser puestas en marcha. Empezar por ventilar y refrescar las viviendas abriéndolas por la noche y a primera hora de la mañana. Esto ayudará a ingresar aire fresco. Cuando empiece a hacer calor, retener la frescura del interior, manteniendo las persianas bajas y las cortinas o el toldo bajos, inclusive durante los horarios de la siesta, que es cuando más calor hace.

Si es imposible olvidarse del aire acondicionado, utilizarlo de una forma más moderada. Lo que siempre se dice, no es necesario ponerlo en 21º y pasar frío, sino utilizar el equipo en 24º/25º para conseguir un clima adecuado sin gastar tanto.

Pero, además, para reducir en consumo de energía, es necesario llevar a cabo un buen mantenimiento de los filtros de los aires acondicionados, cambiándolos regularmente y limpiándolos. Los filtros sucios degeneran el funcionamiento de los aires acondicionados y requieren de más potencia (y gasto) para proporcionar la temperatura que deseamos.

Otra observación… El lugar más adecuado para colocar la parte exterior del aire acondicionado es un lugar de la casa donde haya sombra a mayor parte del día.

Sustituir aparatos antiguos

Los aparatos tecnológicos pierden su vigencia con el paso de los años y su buen funcionamiento empieza a disminuir requiriendo más energía para un buen rendimiento.

Por ejemplo, sustituir las heladeras que tienen más de 10 años, nos puede ayudar a ahorrar hasta un 40% en comparación con los aparatos viejos. Lo cierto que no siempre es posible, por eso hay otros aspectos que podemos tener en cuenta para disminuir el consumo eléctrico de una heladera.

La ubicación correcta, la limpieza, la buena distribución interna de los alimentos y ajuste correcto de la temperatura del refrigerador proveen un ahorro no menor al 10%.

Es muy importante limpiar regularmente la heladera por dentro y por la parte trasera.

Las escarchas en la parte del fondo de los equipos pueden llegar a incrementar el consumo de energía hasta un 40%. Además, la heladera debe estar alejada del sol o sistemas de calefacción, ya que la falta de ventilación aumenta el consumo. Y si es posible, abrirla únicamente cuando sea necesario y no almacenar comida y recipientes calientes, es recomendable esperar a que se enfríen para guardarlos.

Algunos tips para el uso del lavarropas que te harán ahorrar energía.

- Cuando laves la ropa, en caso uses secadora, no lo hagas en época de verano. Más bien, colagala en un tendero y que se seque con el aire. También podemos elegir por ciclos de centrifugado más cortos, que no gasten tanta energía.

- Usar programas económicos.

- Lavar en frío o a baja temperatura, el 90% de la electricidad que se consume es para calentar el agua.

- Para ser más eficiente el uso de la lavadora, limpiar regularmente el filtro de ésta y tratar de disminuir el número de lavado a la semana.

Iluminación. Aprovechar la luz natural

- Abrir las persianas durante el día para aprovechar la iluminación natural y usar en interiores colores claros para que reflejen.

- Apagar las luces al salir de las habitaciones.

- Cambiar las focos "normales" por otros de bajo consumo.

- Utilizar el modo de espera (Stand By) de los aparatos eléctricos lo menos posible (televisión, ordenador, equipo de audio). Lo mejor es que los apaguemos si no están en uso.

- Utilizar toma corriente con interruptor on / off, por ejemplo para los adaptadores, y apagarlos después de usarlos.

Pequeños Detalles

- Secador de pelo: en la medida de lo posible no secar el pelo con el secador o secarlo todo lo que más se pueda con una toalla para disminuir su uso. Además, usarlo a temperatura mínima. El secador de pelo consume el equivalente a 15 focos de 100 vatios.

- Elaborar comida frías como ensaladas y frutas, ayudará a que no tengamos que prender mucho el horno, por lo que no se calentarán espacios como cocinas y evitaremos el uso de aire acondicionado.

- Cargadores de celular. Demoran aproximadamente tres horas en proveer carga completa, al concluir  la carga lo mejor es que los desconectemos del tomacorriente.  Desenchufemos los cargadores del teléfono móvil cuando no los utilicemos, los transformadores de estos aparatos consumen electricidad tan solo con estar enchufados.

Computadoras

- Aplicar las funciones de ahorro de energía o apagar cuando no se utiliza. Cuando querramos hacer una pausa en la comptadora, apaguemos el monitor o dejemoslo en forma de “dormir” o “suspender”. Apagar el  monitor es como apagar un foco de 100 vatios.

- Apagar la pantalla de la computadora cuando no la use por un tiempo, ya que solo esta consume el 70% de la electricidad que necesita el aparato. Apague por completo la computadora si se ausentará durante más de 30 minutos.

-Si se tiene la opción de elegir entre una computadora de escritorio y una portátil, la última opción es mejor, ya que las computadoras portátiles consumen sólo entre 15 y 25 vatios por hora, comparado con los 150 vatios usados por una convencional de escritorio.

¿Cuánta energía podemos ahorrar? te dejamos un listados de consumos y preferencias entre gas y electricidad que te pueden ayudar a ahorrar.

- Bombilla fluorescente compacta (de bajo consumo), 80%.

- Lavadora en frío, 80 - 92%.

- Lavadora de bajo consumo energético, 40 - 70%.

- Frigorífico de bajo consumo energético, 45 - 80%.

- Calefacción en casa bien aislada, 50 - 90%.

- Calefacción de gas en vez de eléctrica, 53 - 80%.

- Cocina de gas en vez de eléctrica, 73%.

- Horno a gas en vez de eléctrico, 60 - 70%.

- Tender en vez de secadora, 100%.

- Lavavajillas con toma de agua caliente, 68%.

- Lavavajillas en frío, 75%.

- Tapar las cacerolas al cocinar y ajustar el tamaño de la llama, 20%.

- Permitir la ventilación de las rejillas de la nevera, 15%.

- Subir un grado la temperatura del termostato de la nevera, 5%.

- Tostador de pan en vez de horno, 65 - 75%.

- Ventilador de techo en vez de aire acondicionado, 98%.

- Buen aislamiento, 20 - 25%.

Fuente: Fecescor